20061029

In the land of plenty. Fall.


Dress. Drawing on paper and thread. 2001.


El otoño se convierte en invierno en un salto. El frio llega ventoso y helado. Brinco. Camino rapido. Me froto las manos y el higado para que las emosiones no se desborden sin control por todos los orificios; pero ellas saltan y juegan. Se convierten en lagrimas, mocos, orines y sangre que se vierte sin parar.


Sal sin sabor en el aire. Olor a cafe aguado. Hombre sucio y de piel oscura pidiendo monedas en la tierra de la abundancia. Nadie mira a nadie. Solo los turistas sonrien. Mañana ciega, multitud muda y soñolienta. Estaciones viejas y malolientas.


Boat. Installation. Detail. 2001.


Ironia. Algo que no llegamos a entender porque se esta bien aqui. El tercer mundo siempre esta en otros continentes. Mierda, mierda, mierda. Yo me quedo aqui... y me callo.

6 comments:

xa said...

amiga, vente para acá. aquí también hay orines, sangre, sudor y mierda. pero uno puede mirarlos de frente -aspirarlos hasta el tuétano- o puede ignorarlos con otra verguenza.
aquí los fluidos se lavan con el mar, como -a veces- la verguenza.

Ana said...

Por ahí comentaste que esto de blogs "es como entrar en la mente de otra gente que tal vez ni existe".
Mundos imaginarios e imaginados, es lo que somos, se escapa según se puede o se cree.
Es mejor estar donde se extraña algo o alguien y no en ninguna parte.
Creo conocerte, bah, no estoy segura, he borrado parte de mi historia.

Tanya said...

Es confrontarnos con nuestra propia humanidad, y eso da miedo, a veces preferimos ignorarlo, o verlo de otras maneras. De la confrontación nace el cambio, así sea en uno mismo.

Soraya Marcano said...

Xa y Ana, ustedes son de aquellos tiempos de San Juan, la Upi, los caminantes por la paz, Cuba y los recitales de poesia - y tambien digo mujer, en los 80's; o talvez no... pero lo que si es cierto es que coincidimos en la isla hace mucho.

Tanya, tu eres de tiempos recientes, en otra ciudad, una ciudad que no es mia, donde vine a re- inventarme y a saber que muchas vidas existen en una sola vida.

Ana said...

Soraya, sí... espacios entre madera, noches lluviosas y otros elementos, no tengo duda!
Creo que eran ya comienzos de los 90...
Me ha encantado reencontrarte, ver tu nuevo reglejo en tu trabajo.
Somos todo eso!
Exito y abrazos!

Ana said...

reflejo, reflejo, :D